Últimas ofertas: Cargando...

Diez reglas de oro aprendidas de los mejores

Lou Adler, experto en reclutamiento y autor del best seller “Hire With Your Head”, escribe para ere.net una lista muy interesante recogiendo las lecciones que se derivan de diez empresas que han destacado por su capacidad de innovación y su éxito.

Apple, Amazon, Intel, Google,… a partir de las ideas y productos innovadores que han llevado a estas empresas a la cima, se pueden traducir para el mundo del reclutamiento valiosos consejos :

Concentrarse en las necesidades del cliente: aunque puede resultar algo obvio, no siempre se fijan las prioridades a partir de esta sencilla regla. Si se quiere reclutar a los mejores, hay que averiguar cómo valoran las distintas condiciones de trabajo y qué les lleva a seleccionar un trabajo en vez de otro.

Reducir y concentrar utilidades en tamaños manejables y prácticos:en vez de publicar extensas y aburridas ofertas de empleo, usar Twitter y micro blogs dirigidos a colectivos concretos, o recurrir al multiposting (servicio ofrecido, por ejemplo, por synerquia) en blogs, sites de nicho, escuelas de negocios o colegios profesionales.

Estimular la participación de tus clientes a través de las últimas tecnologías en información y comunicación: crear comunidades de talentos. Incluso incorporar funcionalidades innovadoras que permitan a los candidatos una elección más eficiente.

Innovación continua: estar en proceso de mejora contínuo; siempre ir por delante de los demás. No conformarse y trabajar un marketing cuidado e innovador.

Crear una web divertida y fácil de usar: tener un “site” que enganche e incluso, con un personal de IT dedicado a él.

Diferenciación: distínguete de tus competidores, ofrece algo que nadie más ofrezca; y sé ecológico.

Asociarse con empresas de otro sector para ofrecer una experiencia nueva y original: buscar socios no tradicionales del sector y crear productos conjuntos que generen expectación y den un valor añadido a tus ofertas.

Actuar siempre como una startup: no caer en la burocracia ni el aburrimiento.

Personalizar al máximo: por ejemplo, invitar a los candidatos a describir su puesto de trabajo ideal y después mostrarle los trabajos que más se aproximan a esa descripción. Dando un paso más, se puede intentar redactar las ofertas de trabajo que se le van a presentar de manera que se ajusten al máximo a las condiciones descritas por el candidato.

Adaptar el producto para ofrecer un beneficio extra: en vez de ofrecer simplemente puestos de trabajo, ofrecer una carrera profesional.

  1. No Comments
  1. No hay pingbacks por el momento.
    Puedes enlazar este post desde tu blog usando el enlace de trackback.

Envía un comentario

Su dirección de correo electrónico nunca será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*