Últimas ofertas: Cargando...

Buenas prácticas en la relación con los candidatos. Dedicales tiempo.

Como reclutadores pasamos muchas horas relacionándonos con los candidatos. Sobretodo en fases avanzadas del proceso de selección desarrollando una relación con ellos, pero el día a día y las prisas a veces se nos comen el tiempo. Por ello a veces va bien recordar algunos puntos y buenas prácticas en este arte de la relación con los candidatos.

1. Dedica tiempo para explicar lo que la compañía ofrece, pero también para escuchar lo que el candidato quiere.

Cuando nos relacionamos con el candidato solemos poner el foco en lo maravillosa que es nuestra compañía, lo buenos que son nuestros procesos y departamentos y lo bueno que es trabajar con nosotros. Solemos tener en mente un puesto concreto pero también deberíamos preguntar ¿Donde querría el candidato trabajar, en que departamento? ¿Haciendo que? ¿Que otras capacidades el candidato puede ofrecer?

2. Dedica tiempo para conocer que puede ofrecer el candidato.

A veces no nos tomamos suficiente tiempo para conocer las necesidades del candidato si estamos demasiado centradas en las nuestras propias. Lo habitual es contactar con un candidato para ofrecerle una oportunidad que tenemos justo ahora en la que creemos que encaja, pero si lo conocemos mas podremos tenerlo en cuenta para otras oportunidades paralelas o posteriores.

Como empresas de reclutamiento puede que un buen candidato al que tienes identificado y que conoces bien sea ideal para abrirte puertas a otras empresas y clientes.

3. Tómate tiempo para comunicarte, antes, durante y después del proceso de selección.

Cuantas veces hemos oido quejarnos a gente que envio su curriculum y nunca le contestaron ni se supo mas de la empresa.

No es agradable si las noticias que tienes que darle son malas, pero diferénciate y toma tiempo para responderle después del proceso aunque no haya sido seleccionado. Si es un buen profesional interesante seguramente mas adelante querrás volver a contar con el para otro proceso de selección.

Cuida a tus candidatos en los buenos tiempos y los malos, comunícate con ellos aun para darles la negativa y eso hará mas solida la relación de confianza entre ambos. ¿Crees que no lo van a notar?

4. Dedica tiempo para enseñar a tus candidatos a estar atentos a las oportunidades por ti.

Esto es una inversión y como la mayoría de ellas no tiene retorno inmediato.

Tus contactos y candidatos van a recibir llamadas o se van a enterar de otras ofertas en el mercado de su sector, que puede que desconozcas.

Si tus candidatos te valoran y quieren ir de tu mano (en lo posible) en una oferta de trabajo ellos mismos te avisaran de estas para que les presentes y pelees su candidatura por ellos. Realmente no saben si tu tienes esa empresa y su oferta de puesto entre tus clientes con lo que tendrían mejor acceso. Si no lo tienes te puede servir de ocasión para presentar un buen candidato y entrar a hacer un nuevo cliente.

  1. No Comments
  1. No hay pingbacks por el momento.
    Puedes enlazar este post desde tu blog usando el enlace de trackback.

Envía un comentario

Su dirección de correo electrónico nunca será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*