Últimas ofertas: Cargando...

4 aspectos a tener en cuenta antes de iniciar una carrera en reclutamiento

Tal y como sucede en muchos otros ámbitos profesionales, las personas que optan por dedicarse al reclutamiento tienen unas expectativas puestas en su carrera profesional. Si no han trabajado nunca en este ámbito, es posible que tengan en su mente unas ideas preestablecidas sobre cómo funciona el sector, pero estas ideas no siempre coinciden con la realidad.

Ryan Harding, reclutador profesional desde hace más de 7 años, explicaba la semana pasada en Recruiting Blogs cómo al inicio de su carrera profesional se truncaron algunas de sus expectativas. Sin pretender ser crítico ni renegar de su profesión, Harding repasaba algunos aspectos del reclutamiento que deben tenerse en cuenta antes de dedicarse a ello. Las repasamos a continuación.

1. No es tan simple como encontrar al candidato adecuado: tratar con gente siempre resulta más complicado. A menudo los candidatos se limitan a decir lo que el reclutador quiere escuchar y pueden mentir sobre su experiencia profesional. Evidentemente, no todos los candidatos son así, pero hay cosas que no se pueden predecir y por lo tanto el reclutador tiene que contar con las herramientas y recursos necesarios para hacerles frente.

2. No se debería entrar en la industria con la motivación del dinero: según Harding, es posible ganar mucho dinero con el reclutamiento, pero esto es algo que requiere suerte y mucho trabajo duro. Para el autor, la motivación inicial tiene que venir dada por la voluntad de ayudar a la gente y convertirse en un buen profesional. Según comenta, es raro que un reclutador gane mucho dinero en sus primeros años; los que lo consiguen, suele ser porque se encontraban en el lugar adecuado en el momento adecuado.

3. La mayoría de los primerizos fracasan en los 6 primeros meses: tal y como comentaba Harding anteriormente, muchas de las personas que optan por dedicarse al reclutamiento empiezan con unas expectativas que pueden no corresponderse con la realidad, por lo que muchos acaban por desistir. Las personas que se dedican a este ámbito deben estar preparadas para sufrir altibajos profesionales, ya que son bastante comunes en este sector. Es posible saborear tanto el éxito como el fracaso en cuestión de días, por lo que hay que estar preparado.

4. Hay que considerar el reclutamiento por lo que es: la posición del reclutador se encuentra entre el cliente (empresa) y el candidato, y su mayor reto es conseguir crear una relación en la que todas las partes salgan beneficiadas. Según Harding, los mejores reclutadores son aquellos que logran confianza y respeto por parte del sector. No se trata de ser el primero o de ganar más dinero, sino de ofrecer soluciones que aporten valor, para ser mejor considerados por la empresa.

Imagen cortesía de renjith krishnan  / FreeDigitalPhotos.net

  1. No Comments
  1. No hay pingbacks por el momento.
    Puedes enlazar este post desde tu blog usando el enlace de trackback.

Envía un comentario

Su dirección de correo electrónico nunca será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*