Últimas ofertas: Cargando...

10 verdades sobre la era digital

Somos muchos los usuarios activos de tecnología, y tomamos por sentado su integración en nuestras vidas. Pero a menudo olvidamos que existe un grupo de personas que no la aceptan de la misma manera. A muchas personas todavía les encanta menospreciar los medios de comunicación social, en particular redes sociales como Facebook y Twitter. Al igual que muchas declaraciones perjudiciales, las críticas contienen una parte de verdad, pero eso no quiere decir que reflejen con precisión la realidad.

En mi vida profesional me encuentro demasiadas reticencias a la hora de implementar la tecnología digital, cuando las ventajas son innumerables.

era digital

Los siguientes verdades de la era digital son importantes no sólo para los individuos y las organizaciones, sino también para las comunidades en las que están involucradas.

VERDAD 1: La interacción a través de las redes sociales y otras tecnologías digitales no es un sustituto de las interacciones en la “vida real”. La era digital, es la vida real.

VERDAD 2: La comunicación digital no debe ser vista como un complemento a otras formas de comunicación, sino que se han de integrar plenamente en las formas en que nos conectamos con los demás. Debemos confiar en todos los medios – tanto tradicionales como nuevos – para lograr nuestros objetivos y mejorar nuestras experiencias.

VERDAD 3: El tiempo pasado en el ciberespacio ya no es una pérdida de tiempo. El valor del tiempo empleado se determinará sobre la base de los objetivos propios de una persona y sobre los objetivos, y no sobre los juicios de los demás.

VERDAD 4: En un nivel fundamental, la tecnología digital no altera dramáticamente lo que hacemos, pero sí nos da “nuevas herramientas para hacer las cosas antiguas” La idea es no usar las nuevas herramientas sólo porque son más brillantes y todo el mundo parece utilizar. Debemos utilizarlas porque nos permiten realizar cosas de mejor manera por lo que nos permite acceder a una gama más amplia (más actual) de la información, lo que repercute en grandes beneficios.

VERDAD 5: La tecnología digital puede aumentar la eficiencia y la eficacia. La mayoría de las actividades pueden ser planificadas y ejecutadas a través de los medios tradicionales, pero al hacerlo a menudo puede tomar más tiempo y limitan la flexibilidad. Los enfoques tradicionales también pueden inhibir la casualidad, la inmediatez y la intimidad de nuestras experiencias.

VERDAD 6: No obstante, no debemos ser excesivamente dependientes de la tecnología digital y perder nuestra capacidad de confiar en los medios de comunicación más tradicionales. Flexibilidad y capacidad de adaptación pueden ser los mejores indicadores versus a quien consume vorazmente nuevas tecnologías.

VERDAD 7: Cuanto más nos comprometemos con toda la tecnología digital, más nos beneficiamos todos. La tecnología no es una panacea, y sin duda hay desafíos, pero los aspectos positivos superan a los negativos. Además de la búsqueda de oportunidades, también tenemos que hacer frente a desafíos. Los costos y los riesgos son inevitables, pero no deben utilizarse como una excusa para evitar el progreso.

VERDAD 8: El exceso de confianza en la distinción entre los “nativos digitales” e “inmigrantes digitales” es contraproducente. La fluidez es un estado mental, no es un factor de la edad cronológica. Cualquier persona puede ser digitalmente sofisticada. hay que recordar que a la tecnología no le importa la edad que tengas.

VERDAD 9: Las personas y organizaciones de todos los tamaños y tipos se pueden beneficiar de la mejora de sus perfiles digitales. Las mayores barreras de entrada son auto impuestas.

VERDAD 10: La capacidad de aprovechar las nuevas tecnologías tanto estratégica como tácticamente es importante para las organizaciones de todo tipo, no sólo con fines de lucro o empresas orientadas al consumidor. Estas tecnologías tienen poderosas implicaciones para las economías y las comunidades de todos los tamaños en todo el mundo. Además de los beneficiarios directos (por ejemplo, empresas comerciales), tenemos que recordar a los beneficiarios indirectos (por ejemplo, los gobiernos, los ciudadanos) también.

 

Imagen cortesía de Kromkrathog / www.freedigitalphotos.net

  1. No Comments
  1. No hay pingbacks por el momento.
    Puedes enlazar este post desde tu blog usando el enlace de trackback.

Envía un comentario

Su dirección de correo electrónico nunca será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*